Spain ES
Cambiar de país

Presión correcta de los neumáticos

Comprobar la presión de los neumáticos: realice esta tarea regularmente para garantizar su seguridad al volante y prolongar la vida útil de los neumáticos

Presión correcta de los neumáticos

La presión de aire de los neumáticos afecta al rendimiento de conducción de su vehículo e influye sobre el ahorro de combustible y la seguridad. Además, realizar un inflado correcto de los neumáticos amplía su vida útil, ya que aquellos que no cuentan con una presión suficiente son más propensos a desgastarse de una forma excesiva y desigual.

Es esencial realizar comprobaciones regulares de la presión

Aconsejamos a todos los conductores comprobar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes y antes y después de realizar viajes largos. Además, le recomendamos que examine las bandas de rodadura de los neumáticos para comprobar si presentan un desgaste desigual, el cual podría ser indicativo de una presión excesiva o insuficiente.

Incluso en condiciones de conducción ideales, los neumáticos suelen perder aire a un ritmo de aproximadamente 0,69 bar (o 1 libra por pulgada cuadrada [psi]) al mes, y aún más rápido en climas calurosos.

Si no está seguro de cuál es la presión correcta, consulte el manual de usuario del vehículo o los flancos de los neumáticos.

Cómo comprobar la presión de los neumáticos

  1. Para comprobar la presión de los neumáticos necesitará un manómetro. Aunque los compresores de aire de los talleres mecánicos o las estaciones de servicio suelen incorporar un manómetro, puede adquirir uno portátil de pequeño tamaño en cualquier tienda de productos para automóviles.
  2. Asegúrese de comprobar la presión cuando los neumáticos estén fríos (a primera hora de la mañana o antes de salir de viaje). A medida que los neumáticos se calientan como consecuencia de la conducción o las altas temperaturas ambientales, el aire que hay en su interior se expande y puede hacer que la lectura de presión sea imprecisa.
  3. Localice la válvula de aire de la rueda y desenrosque el tapón. Coloque el manómetro sobre la válvula y presione hacia abajo. A continuación, debería oír un breve silbido, y el indicador del manómetro debería moverse.
  4. Compare el nivel de presión indicado por el manómetro con el valor en bar o psi recomendado por el fabricante del neumático.
  5. Si está utilizando el compresor de un taller mecánico, puede inflar o desinflar el neumático según sea necesario. Si solo está utilizando un manómetro, tendrá que utilizar un compresor doméstico o llevar su vehículo hasta el taller mecánico más cercano para hacerlo.
  6. Repita la operación en los cuatro neumáticos. Si aprecia una caída de presión excesiva en uno o más neumáticos, es posible que este o estos presenten pérdidas. De ser este el caso, le recomendamos que acuda a un profesional para que compruebe los neumáticos lo antes posible.
  7. Una vez que haya inflado todos los neumáticos hasta el nivel recomendado por el fabricante, vuelva a colocar los tapones sobre las válvulas.