Explicación de la etiqueta de neumáticos de la UE

La etiqueta de neumático para la UE, que es similar a la etiqueta energética que muestran los electrodomésticos, facilita la evaluación de los aspectos de seguridad y medioambientales de un neumático. Explore los vínculos siguientes para obtener más información.

Visualización de la información de la etiqueta de neumático

Desde noviembre de 2012, todos los neumáticos incluyen la etiqueta adhesiva de neumático para la UE. Todos los fabricantes están obligados a proporcionar esta información. También puede consultar las calificaciones de la UE para cada neumático en el sitio web de Sava.

Los valores de las etiquetas son meramente ilustrativos. Los valores de algunas líneas/tamaños de neumáticos pueden variar.

Ahorro de combustible. Es una medida de la resistencia a la rodadura del neumático. Un neumático con baja rodadura consume menos combustible, ya que requiere menos energía para rodar. El ahorro de combustible se clasifica de la A (mejor puntuación) a la G (peor puntuación).

¿Sabías que los neumáticos pueden suponer hasta el 20% del consumo de combustible del vehículo? La elección de unos neumáticos con una alta calificación en ahorro de combustible puede proporcionarte muchos kilómetros extra y reducir las emisiones de CO2. El consumo de combustible, en función de la resistencia a la rodadura del neumático, oscila desde la A, el mejor ahorro de combustible posible, hasta la E, lo que supondría el peor ahorro. El consumo de combustible aumenta de una calificación a otra aproximadamente en 0,1 litros por cada 100 km de conducción. En pocas palabras, los neumáticos con un mayor ahorro de combustible requieren menos energía para rodar, lo que se traduce en un menor consumo de combustible y una reducción en su impacto medioambiental.

Mide la capacidad de frenado del neumático en carreteras mojadas. El agarre en mojado se clasifica de la A (mejor puntuación) a la E (peor puntuación).

El "agarre en mojado" es la capacidad de un neumático para adherirse a la carretera sobre mojado. La calificación de la UE se centra únicamente en un aspecto del agarre en mojado: el rendimiento del neumático al frenar sobre mojado. Este rendimiento se clasifica de la A a la E. Los neumáticos con una puntuación alta en agarre sobre mojado se detendrán más rápidamente en carreteras mojadas cuando se aplica un frenado a fondo. En una situación de emergencia, unos metros de distancia pueden marcar la diferencia. 

Nota: Siempre debe respetar las distancias de seguridad recomendadas al conducir.

*Medición según los métodos de prueba establecidos en la normativa UNECE 117. Las distancias de frenado pueden variar en función de las condiciones de conducción y de otros factores que puedan influir. 

Ruido externo. Es el nivel de ruido externo generado por el neumático medido en decibelios. El ruido se clasifica de la A (silencioso) a la C (ruidoso).

Las calificaciones de neumáticos de la UE también tienen en cuenta el ruido exterior que genera un neumático mientras conduce. Elegir un neumático con una buena calificación de nivel de ruido reduce el impacto medioambiental de su conducción. El nivel de ruido se clasifica en A, B o C. El ruido de la rodadura del neumático se mide en decibelios y el número exacto se muestra en la parte inferior de la etiqueta. Los neumáticos con un nivel de ruido bajo tienen entre 67 y 71 dB. El nivel más alto muestra unas ondas de sonido de entre 72 y 77 dB. Un aumento de unos pocos decibelios representa una gran diferencia en los niveles de ruido. De hecho, una diferencia de 3 dB duplica la cantidad de ruido externo que produce un neumático.